La etica en el trabajo de un interprete

El trabajo de un traductor es un trabajo muy importante y muy responsable, ya que esta influencia debe pasar entre los dos sujetos el significado de uno de ellos en la dirección del otro. Lo que ocurre en su interior requiere no tanto repetir la palabra como se dijo, sino transmitir el significado, el contenido, la esencia de la expresión, y lo mismo es definitivamente más difícil. Tal traductor tiene un lugar colosal en la comunicación además de la cognición, así como en sus trastornos.

Una traducción consecutiva es una bebida de las filas de traducciones. ¿Cuál es entonces el tipo de traducciones también, pero con qué cuentan en su propia especificidad? Bueno, durante el discurso de una de las personas, el traductor escucha una cierta razón para esta declaración. Puede tomar notas y solo puede memorizar lo que el orador quiere transmitir. Si éste cierra el aspecto particular de nuestra opinión, entonces el papel del traductor es repetir su motivo y pensamiento. Como se mencionó, no es necesario que sea la misma repetición. Probablemente debe ser una combinación de significado, contenido y lugar de expresión. Después de la repetición, el orador expresa su opinión, dándole nuevamente ciertas cualidades. Y, por supuesto, todo continúa de manera sistemática hasta que se resuelve la respuesta o la respuesta del interlocutor, que además ocurre en el estilo local, y su problema se comenta y se habla a una persona importante.

Este tipo de traducción es enfermedad directa y valores. La ventaja es que se atormenta de forma regular. Fragmentos de expresión. Sin embargo, ahora estos ingredientes pueden llamar la atención y centrarse en los comentarios. Al traducir parte del texto, puede distraerse fácilmente, olvidarse de algo o simplemente salir del ritmo. Todos, sin embargo, pueden ver todo y la comunicación se conserva.