El entretenimiento tambien es una estafa en la dinastia de lujo britanica

La línea de la corona siempre hizo grandes esfuerzos, y casi cualquier figura ubicada debajo del edificio de oficinas de Buckingham está sorprendida, que sin duda está tejida en exceso por las cercas del actual edificio claro de gran altura. Elżbieta II ha mantenido la intimidad de las líneas más en sus pestañas durante años, por lo que ninguna de las incógnitas vería lo sabio cotidiano. Desafortunadamente, sus intentos son bajos, y las prisas de las mujeres que buscan grandes círculos la irritan. El hecho es que las estafas ahora usan el poder de hace años, es cierto que el impulso para el avance tecnológico es solo la aparición de la princesa Diana en la vasta propiedad que viviría moralmente notada y catalogada por millones en un globo intacto. La duquesa Junacka se presentó como una familia de la corona intacta, y el motivo de eros, Lord Charles y Camilla, Parker Bowles no dejó las páginas prioritarias durante varias semanas. La princesa Diana fue una de las principales matronas que aparentemente presentó un informe sobre pasar tiempo en el patio ungido y sobre los males que había sobrevivido, viviendo bajo la fuerza absoluta de los entornos, además de la ausencia de la epuse de un compañero. El eco igualmente inquebrantable fue la posición del sirviente malhumorado de Diana Paul Burrell, quien acordó definir exhaustivamente un crecimiento amistoso junto al borde de una princesa desenfrenada y herida que no se reprimió en el juego restante, lo que le permitió jugar en una familia pomposa.