Directiva 1999 45 ec de la ue

La directiva Atex de la UE establece los requisitos básicos que deben cumplimentar todos los productos, cuáles son los datos que deben implementarse cerca de atmósferas potencialmente explosivas. Los estándares funcionales de la directiva establecen requisitos específicos. Como parte de las regulaciones internas establecidas en los estados miembros individuales, los requisitos están regulados y no están especificados por la directiva ni por las normas internas. Las regulaciones internas no pueden ser diferentes de las disposiciones de la directiva, ni pueden abordar el endurecimiento de los requisitos impuestos por la directiva.

La directiva Atex se ha incorporado a la acción para minimizar el riesgo asociado con la aplicación de cualquier efecto en las dimensiones en las que una atmósfera explosiva puede durar.El productor tiene la gran responsabilidad de determinar si un producto determinado está sujeto a la evaluación de la cooperación por razones de atex y de ajustar un producto determinado a estas reglas.Se desea la aprobación de Atex en el caso de productos que se seleccionan cerca del peligro de explosión. Una atmósfera potencialmente explosiva es el espacio donde se preparan, utilizan o almacenan sustancias que, en combinación con el aire, pueden formar mezclas explosivas. En particular, los líquidos, gases, polvos y fibras inflamables se adaptan al grupo de tales sustancias. Pueden ser, por ejemplo, gasolinas, alcoholes, hidrógeno, acetileno, polvo de carbón, polvo de madera, polvo de zinc.La explosión surge con éxito, cuando una gran parte de la energía que fluye de una fuente de ignición efectiva pasa a una atmósfera explosiva. Después del inicio del incendio, ocurre una explosión, que es una gran amenaza para la salud y la actividad humana.