Caja registradora nino bis

Las obligaciones que incumben al titular de la caja registradora no solo incluyen el trabajo combinado con su importación y su localización. Por el contrario, tratan principalmente cada período posterior en el que tomamos de una caja registradora determinada. ¿Qué, entonces, pertenece a los objetivos polacos?

Royal AgelessRoyal - ¡Regálate un espectacular rejuvenecimiento sin bisturí!

¿Qué nos obliga la ley tributaria a hacer, en términos de propiedad, también usando cajas registradoras?

1. Recibos, recibos.

Lo primero es emitir recibos. Probablemente ya haya oído hablar de acciones que instan a los clientes a recoger recibos de los vendedores. ¿De dónde vino ese trabajo? El recibo es prueba de que el impuesto adeudado a la Oficina de Impuestos se presentó en las declaraciones del comerciante. Falta de recibo, puede estar asociado con el presente que este impuesto no estaba incluido. Luego tenemos que construir aquí con algo similar a la deshonestidad fiscal y competitiva.

2. Informe fiscal diario.

El informe fiscal diario es otra obligación impuesta al emprendedor. Bueno, después de terminar cada día (pero antes de negociar al día siguiente, el empresario se ve obligado a hacer un informe. El valor de los impuestos que el empresario debe pagar a la Oficina Tributaria típica se ubicará en él. Simple? Recuerde que el informe actual es deseado para el éxito del control fiscal.

3. Informe fiscal mensual.

Además, en el caso de un informe diario, es necesario preparar un informe mensual análogo. El punto es, por supuesto, tener en cuenta el valor de todo el impuesto que tenemos que pagar durante todo el mes. ¿Cómo vamos a preparar este informe? Por esta razón, el pensamiento es relativamente simple. Informe fiscal mensual, requiere ser arreglado por el día anterior del mes en el que está interesado.

4. Libro de caja registradora.

Propiedad de los beneficios de una caja registradora, se compromete también a ingresar entradas en la caja registradora. Es importante que estas entradas, así como cualquier libro, se registren en un lugar que se considere cercano a las cajas registradoras. Por supuesto, estos textos serán solicitados durante la auditoría fiscal realizada al empresario por la Oficina de Impuestos.

Resumen: & nbsp; Las cajas registradoras & nbsp; vienen con muchas responsabilidades. Sin embargo, al cuidarlos, tenemos la garantía de que vamos completamente legalmente. Podemos demostrarlo fácilmente durante varias auditorías fiscales creadas por la Oficina de Impuestos.